Cargando...
English Deutsch Français флаг России

Noticias

¿Te interesa recibir las últimas noticias que aparecen en nuestra web?


Noticias > Entrevista con Ricardo Arranz


Entrevista con Ricardo Arranz

RICARDO ARRANZ | PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN ANDALUZA DE URBANIZADORES Y TURISMO RESIDENCIAL

“Marbella necesita de las grandes marcas de lujo para consolidar este mercado”

  • El empresario es el propietario de los terrenos en los que se proyecta la construcción del hotel de cinco estrellas Gran Lujo, que está más cerca de ser realidad

El promotor Ricardo Arranz.

El promotor Ricardo Arranz. / M. H. (Marbella)

El promotor Ricardo Arranz de Miguel es el propietario de Villa Padierna Marbella Beach, el terreno donde se proyecta la construcción del hotel de cinco estrellas Gran Lujo Four Seasons con una inversión de más de 700 millones de euros, que tras la aprobación del plan parcial de El Pinar por parte del Ayuntamiento de la ciudad experimenta un impulso y está más cerca de ser una realidad. La iniciativa contempla la edificación del establecimiento turístico con 120 habitaciones, que será complementado con unas 200 villas de alta gama. El empresario, que además es el presidente de la Federación Andaluza de Urbanizadores y Turismo Residencial, explica a Málaga Hoy en qué fase se encuentra el proyecto, además de valorar la situación del mercado inmobiliario en el destino Costa del Sol tras casi dos años de pandemia de Covid-19.

-¿Cómo valora la aprobación del plan parcial de El Pinar el pasado mes de octubre por parte del Pleno de Marbella?

 

-Ha sido una lucha tremenda con el tema de los informes sectoriales, que es lo que lo ha retrasado todo porque la mayoría venía del Gobierno de la Nación como Carreteras, Costas y Medio Ambiente, pero el Ayuntamiento también ha estado muy posicionado con que el proyecto saliera adelante. El plan parcial ya estaba aprobado anteriormente, lo único que se ha hecho es pedir nuevamente los informes sectoriales porque los técnicos consideraron que llevaba mucho tiempo desde que estaba aprobado y había que renovarlos. Ya los tenemos y ahora lo único que hay que hacer es ponernos a mil y empezar con el proyecto.

-¿Cuándo se aprobó el plan parcial de El Pinar?

-Lo teníamos aprobado desde los años 90. Cuando el Gobierno de Jesús Gil hizo el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) nos adaptamos, pero no se aprobó. Después vino el PP e hizo otro Plan General nuevo en 2010 al que nos adaptamos, pero también lo anuló el tribunal, y ahora mismo hemos vuelto al anterior plan del 86 y estamos con unos informes sectoriales actualizados.

-¿Qué supone la aprobación del plan parcial en el Pleno para el desarrollo del proyecto?

-El proyecto ya está en marcha, que está hecho desde hace dos o tres años por el arquitecto americano Richard Meier, y ahora se está actualizando el hotel, las viviendas o residences, las private residences y las villas. También va a ir un hotelito en primera línea de playa donde antiguamente había un camping, los restaurantes y un becah club para un resort de lujo como va a ser Four Seasons.

-¿Ha agilizado la iniciativa?

-Ha generado el que haya el punto de partida para presentar el proyecto en el Ayuntamiento y obtener ya las licencias para empezar a construir.

-¿Para cuándo está previsto presentarlo?

-Se está viendo y discutiendo. Entonces, probablemente habrá el parón de la Navidad y al principio del año empezaremos ya con todos los trámites para empezar a construir como es pedir la licencia de obras.

-¿En qué estado se encuentra el proyecto?

-El proyecto está hecho entero, e incluso están hechas las maquetas del hotel Four Seasons, de las residences o apartamentos adheridos, las private residences, que son los apartamentos que estarán fuera del hotel; y las villas. Estamos hablando de un resort de 450.000 metros cuadrados con 800 de primera línea de mar. Es un proyecto muy grande y complicado en el sentido de que tiene mucho producto inmobiliario alrededor de un producto puramente hotelero.

-¿En qué se trabaja en estos momentos?

Ahora lo que se está haciendo es adaptar el proyecto en el sentido urbanístico, porque no es lo mismo la arquitectura americana y ya se ha cogido aquí una empresa española. Cuando un arquitecto americano está diseñando, todo eso hay que pasarlo a la realidad urbanística de un Ayuntamiento como Marbella.

-¿Para cuándo se prevé el inicio de las obras?

-En el momento en el que tenga la licencia, se prevé inmediatamente. Se empezarán a hacer los trámites al inicio del año y a la mitad se comenzará ya la construcción.

-Si se cumplen estos plazos, ¿Para cuándo se proyecta la apertura?       

-Se irá construyendo todo por fases. Lo primero que se va a construir va a ser el hotel con parte del mobiliario. Por lo tanto, en dos años una vez que tengamos la licencia se tendrá.

-¿Cuál es la visión actual de los inversores?

-Es de total optimismo. Han tenido que soportar todos estos trámites, que en cualquier otro país es complicado de entender que se tardara tanto para proyectar este proyecto, pero los inversores en estos momentos están ilusionados de hacer el mejor proyecto que se puede hacer en Marbella.

-¿Ha afectado la pandemia de Covid-19 al proyecto inicial?

-La pandemia ha dado ciertas inseguridades en un momento determinado con todo lo que ha pasado en el tema económico, como qué iba a pasar o si se iba a poner el mercado en marcha como se ha puesto de una forma tremenda. Y es verdad que en un momento determinado no solamente los inversores, sino yo como promotor del proyecto y propietario, hemos tenido estas inseguridades, pero ya habiéndose puesto el mercado en marcha otra vez, lo que hay que hacer es no perder un minuto.

-¿Se ha modificado el diseño original?

-Es el mismo, es el proyecto típico de todos los Four Seasons del mundo en el que se desarrolla el tema hotelero con el residencial en conjunto.

-¿Qué características tiene el proyecto?

-Son 120 habitaciones y 200 villas de lujo. Todos los resorts de tipo Four Seasons o Mandarin Oriental son el buque insignia del lujo en el mundo, y es un producto hotelero rodeado de otro inmobiliario. Con ello, vamos a implantar los tres productos americanos de residences, que son los apartamentos dentro del hotel y que solamente se utilizan un mes al año; los private residences, que son apartamentos en los que se da todo tipo de servicios del hotel y si lo quieres alquilar lo alquilas; y las villas de lujo. Todo se construye y se decora a través de la promotora con un estilo claro dentro del resort.

-¿Cómo queda finalmente el hotel del antiguo camping?

-Se hará la reconstrucción del camping y será un hotel de unas 30 habitaciones en primera línea de mar que será una maravilla, que tendrá su pantalán y su beach club al lado con todo el lujo del que se pueda dotar a un resort de este estilo.

-¿Qué supone la llegada de la marca Four Seasons al destino Costa del Sol?

-Supone lo mismo que ha supuesto para Madrid la llegada del Four Seasons a Madrid junto con el Mandarin Oriental y otras marcas que ya están poniéndose en marcha y supone un antes y un después. Yo creo que Marbella necesita de las grandes marcas de lujo para consolidar este mercado. Detrás del Four Seasons, me consta que Mandarin Oriental está con mucha ilusión de entrar en Marbella, y detrás todas las grandes o pequeñas marcas de lujo, que hay muchísimas que están interesadas en la ciudad.

-¿Qué supone a nivel personal que finalmente arranque el proyecto?

- Abrigo este proyecto como uno de los principales retos profesionales de mi vida porque en él se condensan dos viejas ilusiones mías. De un lado, la consolidación de Marbella y del Triángulo de oro (Marbella, Benahavís y Estepona) como un destino adscrito a la sofisticación, algo que siempre he perseguido en cuantas empresas he acometido. Y de otro, la llegada a esta ciudad tan íntimamente ligada a mi vida, a mi familia y a mi memoria de un grupo de marcas que prestigian todo cuanto hacen y que son una garantía inequívoca de calidad, compromiso y futuro. Yo creo que este resort a la entrada de Marbella, lo que es Villa Padierna Marbella Beach, donde se va a hacer el Four Seasons, era una de las grandes ilusiones que yo tenía para desarrollar un producto de alta calidad y con esto lo hemos conseguido.

-¿Cuántos años lleváis con la tramitación?

Llevamos desde los años noventa. Ya teníamos el plan parcial aprobado y por circunstancias el PGOU de la época del GIL se paralizó, después vino el proyecto del PP, que también el plan general se anuló y ahora mismo hemos vuelto otra vez al plan del 86 y con él hemos desarrollado el proyecto con mucha menos edificabilidad. En este momento lo que prima no es la edificabilidad, puesto que lo que prima no es la cantidad, sino la calidad.

- Son más de 25 años, casi media vida...

Pues sí, y justo un terreno que está totalmente urbanizado y totalmente terminado desde esa época. Media vida con la ilusión de hacer una cosa buena y seguramente en aquella época hubiéramos hecho más de lo mismo, con lo cual la ilusión está en haber aguantado. El que aguanta, gana.

 -En el ámbito inmobiliario, al que representa en la comunidad autónoma, ¿Cuál es la situación actual del sector?

-Hay una valoración clara del resto de Europa de lo que es España, y sobre todo la Costa del Sol, y dentro de ésta lo que es el Triángulo de oro (Marbella, Benahavís y Estepona); esta última está en estos momentos en ebullición y todo lo que le queda de costa está construyéndose. Marbella está esperando a hacer su Plan General al igual que Benahavís. La situación es que se está vendiendo todo lo que hay de segunda mano y lo que hay de primera y de construcción también. Hay un auge del mundo inmobiliario, creo que también alzado por la marca Málaga, que está en un momento de ebullición, y eso es lo que tenemos que aprovechar en estos próximos años.

-¿Qué tipo de viviendas se está demandando ahora mismo?

-Sobre todo villas de lujo de entre 6 y 12 millones de euros es lo que se está vendiendo más.

-¿Qué cliente es el que está comprando?

-Normalmente nórdicos, alemanes y mucho inglés.

-¿Ha supuesto la pandemia un incremento de las ventas en la zona?

-Veníamos de una crisis enorme y la pandemia agudizó todavía más la crisis y ahora con la salida de la pandemia hay una valoración de lo que tenemos como el clima, las infraestructuras que en estos momentos tiene Andalucía, que tienes el Parque de los Alcornocales en una hora y a hora y media Sierra Nevada. También se valora la seguridad que tenemos alrededor, el Aeropuerto, el AVE o la integración de cualquier tipo de país dentro de Andalucía, que es facilísimo. Todo eso se está valorando porque en otros sitios como la Costa Azul hay mucha más problemática.